Espacio Zegache

Espacio Zegache

Con iniciativa del Mtro. Rodolfo Morales, los Talleres Comunitarios de Zegache. Con el fin de de restaurar y recuperar el templo Dominico del S. XVII dedicado a Sta. Ana.

El proyecto, en sus inicios, logró otorgar a las mujeres del pueblo, un oficio que las convirtiera en cuidadoras de su legado, participando en un rescate no solamente arquitectónico y de acabados artísticos, sino devolviendo a la esencia del pueblo, su función de centro espiritual, social y cultural.

Actualmente el equipo de trabajo es mixto, responde a la realidad de un pueblo migrante. Sin distinción de género ni edad, familias enteras toman ya “la opción” obligada de partir al norte.

Desde el ánimo del maestro Morales y con la valiosa asesoría del Profesor Manuel Serrano, hemos restaurado cuatro retablos barrocos del s. XVIII pertenecientes al templo del pueblo de Zegache. Faltan ocho retablos por rescatar, para tal efecto se ha implementado la reproducción y venta de trece diseños diferentes de marcos para espejos pertenecientes al siglo XVIII y cuyos originales permanecen dentro de la iglesia. Alrededor de cincuenta de estas piezas fueron encontradas en total abandono dentro de las bodegas del templo y presentaban un pésimo estado de conservación, las cuales han sido mantenidos para su preservación.

En el año 2000, último año de vida de Morales, los trabajos de restauración de estos espejos inauguraron el espacio físico de los talleres, que se encuentran ubicados en el curato de la iglesia, mismo que fue rehabilitado en su momento por la Fundación del artista.

Los oficios recuperados a través de este proyecto son: restauración de pintura mural y de caballete, talla en madera, carpintería, aplicación de hoja de oro y plata, también bordado a mano (artesanía local). En este último participan con entusiasmo también las mujeres mayores del pueblo quienes, desde sus hogares, elaboran cojines con la figura de estos bellos espejos.

En el año 2004 los Talleres Comunitarios de Zegache obtuvieron una beca de la Fundación Alfredo Harp Helú con la cual se restauró el retablo de la Virgen del Carmen, en el 2006 se sumó a este apoyo la Fundación Rockefeller para la restauración del retablo de la Virgen de Guadalupe y paralelamente la realización de cien reproducciones de espejos del siglo XVIII.

En el año 2007, gracias a una beca otorgada por la Fundación Alfredo Harp Helú, se restauran el retablo del “Dulce Nombre Jesús”. En este mismo año, La Curtiduría de Oaxaca, se integra al proyecto y convoca en tres grupos que conforman 70 artistas de reconocida trayectoria para realizar una Intervención sobre el marco de un espejo basado en los del siglo XVIII.Así como dos grupos alternos: quince jóvenes artistas oaxaqueños y ocho diseñadores, quienes igualmente donaron un espejo en pequeño formato.

La colección original es adquirida por la Fundación Alfredo Harp Helú, con estos recursos en el 2008 se restaura el cuarto retablo, el de La Crucifixión y se otorgan apoyos mensuales a un promedio de 20 personas durante tres años.

Restauración de obra colonial, reproducción de espejos s. XVIII, reproducción de espejos contemporáneos, taller de talla en madera, carpintería, aplicación de hoja de oro y plata, taller de bordado a mano.

Estos talleres cumplen la función de crear empleos para los jóvenes de la región, quienes en un periodo de dos años han aprendido satisfactoriamente oficios casi extintos, aplicando en su obra un alto grado de calidad al reproducir óptimamente las piezas originales.

 

Plaza Lucero | 5 de mayo #412 Int. #6
Oaxaca, Oax. 68000
tel.: 501-0317
e-mail: zegache_admon@live.com.mx